EL CONTENIDO, LA TESIS, ENSALLOS Y TRABAJOS ACADÉMICOS, QUE NECESITAS ESTÁN AQUÍ ...

Cargando...

QUIERES SABER MAS DEL TEMA...?

QUIERES SABER MAS DEL TEMA ....?

NO OLVIDES HACER TU DONATIVO PUES GRACIAS A ELLO TE PODEMOS LLEVAR LA INFORMACIÓN QUE NECESITAS ..

martes, 1 de junio de 2010

Tesis – Contraloría Social



Tesis – Contraloría Social





Tesispediaplus  0014






Tesis – Contraloría Social


Cuando hablamos de control  estamos pensando en un proceso de seguimiento y evaluación de una determinada actividad, para garantizar que sea hecha en forma correcta.  Así como en la familia los padres deben controlar las tareas de sus hijos, así también, en la sociedad, y en concreto, en la comunidad, los vecinos deben ejercer un control de las actividades que allí se realizan. A nivel mundial, la instauración de sistemas de contraloría social, diseño de sistemas de anticorrupción, establece unos pasos a seguir en la gestión publica que incluya, información clara y accesible al pueblo, sistemas de rendición de cuentas periódicas, sistemas de verificación de declaraciones y mecanismos de control del modo de vida de las autoridades y los funcionarios en otros aspectos.

 En esta misma dirección, la Convención Interamericana Contra la Corrupcion (1996), en su preámbulo, los estados miembros de la Organización de Estados americanos (OEA) declararon.

                        Convencidos de que la corrupción socava la legitimidad de las
                        de las instituciones públicas, atenta contra la sociedad, el orden
                        moral y la justicia, así como el desarrollo integral de los pueblos
                        (…).     

        Todo lo anterior refleja la preocupación por parte de los países de la O.E.A. firmantes y ratificadores de este acuerdo, sobre la corrupción. Sin embargo en tales países se mantienen índices elevados de corrupción y deterioro político social, sin posibilidad en muchos casos de hacer correctivos para superar la crisis.          
                                                                  
 En América Latina, y en específico en nuestro país, se han creado en las últimas décadas, toda una serie de mecanismos para la “lucha contra la corrupción”, ya que pareciera haber pasado de lo atípico o anormal, a lo normal y cotidiano.

 La corrupción, desde la perspectiva política ha sido tradicionalmente atribuida a la administración pública, al manejo de fondos públicos o tráfico de influencias, sin embargo, ha sido difícil develar dentro del imaginario colectivo a la corrupción como parte de una práctica que responde a unos valores culturales que pervierten las relaciones sociales, tales como el “comerse la luz roja del semáforo”, o “buscar a ver a quien conozco ahí para hacer el trámite rapidito y sin cola”, expresiones cotidianas en nuestra realidad urbana venezolana, y que de fondo tienen mucho que decir de nosotros.

En el rico proceso político que vivimos, surge el planteamiento de generar “poder popular”, basado en la necesidad de profundizar el principio constitucional de Democracia Participativa y Protagónica, y para ello, después de una dificultosa experiencia en el montaje de los Consejos Locales de Planificación en Políticas Públicas, que no ha generado los frutos esperados, hemos pasado a una vertiginosa experiencia de instalación de Los Consejos Comunales, que en la actualidad pasan a ser la forma directa de participación popular, no sólo en la priorización y planificación de políticas públicas, sino, en la capacidad de ejecutar directamente los recursos.
 Esto presenta algunas dificultades en el plano del gasto del presupuesto público, ¿Cómo garantizar el control de recursos atomizados, cuando antes estaban centralizados y no era posible generar la garantía adecuada del buen manejo de estos?

Es aquí donde emerge la Contraloría Social, como organización popular de control del gasto público que afecta a las comunidades, que tiene como objetivo tener a ciudadanos capaces para generar mecanismos adecuados para velar por el buen uso de los recursos públicos. Podríamos decir que nace así el primer espacio público de debate y acción sobre la corrupción. Pero, ¿será posible en nuestras comunidades hacer una contraloría social independiente del ejecutor de los recursos, y que dé garantía del buen manejo de estos recursos? Estamos por ver el real compromiso social por superar el problema estructural que nos ha carcomido durante décadas, la corrupción como parte de la vida cotidiana, pero para ello se necesita formación de valores ciudadanos, y profundización por parte de las comunidades del conocimiento técnico del funcionamiento (adecuado o no) de nuestra administración pública.

En este sentido, la creación de estructuras de contraloría social, adaptadas a las realidades de cada comunidad o colectivo, sin duda coadyuvaría a la solución de muchas irregularidades que se presenta dentro de la gestión publica. La Contraloría Social no puede, ni debe, a pesar de la ya promulgada Ley de los Consejos Comunales, ser parte de los mismos, debe nacer de la Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas como un órgano independiente, y generar su propia dinámica y naturaleza, para poder así velar por la ejecución de los recursos ejecutados por los Consejos Comunales, y por las instituciones públicas.

Contraloría social comunitaria es, entonces, ese proceso de participación de los ciudadanos y ciudadanas en las actividades de prevención, seguimiento y supervisión de los acuerdos, planes, proyectos, obras que el gobierno o los actores sociales realizan en la comunidad. Esos ojos vigilantes de los vecinos y vecinas pueden evitar que las obras de la comunidad se hagan mal; que los recursos que recibe  un consejo comunal para una determinada obra no sean desviados para otros fines; que los materiales que se compren sean los más baratos pero con la calidad requerida; que la obra se ejecute hasta el final y no quede a medio camino.

La contraloría social es la máxima expresión de la democracia participativa. Por medio de ella, las comunidades ejercen acciones de control, vigilancia y evaluación para lograr el cumplimiento de los objetivos de los programas sociales, fomentando así, la responsabilidad ciudadana en la construcción del poder político, y evitando que los recursos se desvíen hacia intereses ajenos a los del pueblo. La contraloría social permite dar seguimiento a las actividades administrativas y de funcionamiento ordinario del consejo comunal en su conjunto.

Es el medio para ejercer el control, fiscalización y vigilancia de la ejecución del plan de desarrollo comunitario. Permite prevenir a tiempo irregularidades, desviaciones de los recursos destinados  a obras, servicios, programas y proyectos sugiriendo cómo corregirlas. Contribuye al cumplimiento de las leyes y procedimientos en la ejecución de las obras, servicios, programas y proyectos financiados con fondos públicos.  Incentiva la confianza ciudadana en la incorporación social a la vigilancia sobre los recursos destinados a satisfacer las necesidades de la colectividad.

         Siendo lo novedoso de esta propuesta que, tal como lo establece la Constitucion Nacional, en el artículo 62, todos los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a participar libremente en los asuntos públicos  y mas específicamente en la función contralora, por lo cual no se pretende excluir a ninguna persona sobre estas estructuras organizativas y sistemas de contraloría social.

          Con el objeto de viabilizar una investigación concreta, en este trabajo exploratorio decidimos desarrollar implantar  una Contraloria Social para el manejo de los resursos asignados al Consejo Comunal, en virtud de ello se pretende describir y fundamentar una serie de lineamientos gerenciales, utiles para canalizar y darle vialidad a todas las diferentes propuestas, sugerencias y denuncias provenientes, tanto de organizaciones sociales, como vecinos de la comunidad, ciudadanos y ciudadanas en su derecho a participar en la función del control de la gestión publica.

     OBJETIVOS DE LA INVESTIGACION

Objetivo General

·                    Proponer un plan estratégico de Contraloría Social para el manejo de los recursos asignados al consejo comunal.




Objetivos  Específicos

·                    Diagnosticar la situación actual del desempeño del consejo comunal en relación al manejo de los recursos asignados a la comunidad.
·                    Identificar las necesidades colectivas y situaciones particulares de los ciudadanos y ciudadanas de la comunidad.
·                    Diseñar un plan estratégico para el control social en el manejo de los recursos asignados al consejo comunal.

Autor: El presente modelo esta dirigido a contadores, administradores y auditores, interesados en conocer un poco más sobre la contraloría social.
Miguel Rodríguez

1 comentario:

Y tu que dices a esto:

NO OLVIDES HACER TU DONATIVO PUES GRACIAS A ELLO TE PODEMOS LLEVAR LA INFORMACIÓN QUE NECESITAS ..

QUIERES SABER MAS DEL TEMA ......?

BlogUpp!

Entradas populares